¿Es perjudicial es Slime? ¿Son sólo mentiras? ¿Cómo hacer Slime casero?

Como ya lo conocemos todos, el “Slime”, ”Moco de Gorila” ó “Moco de Unicornio” nacido en Estados Unidos, se ha hecho muy famoso en las redes sociales, sobre todo en Instagram. Esta moda comenzó siendo un juguete sensorial para la relajación, y en ese entonces solamente lo conocíamos como “esa cosa tan asquerosa y mocosa que se pegaba en todos lados y te dejaba un olor en las manos un poco extraño”. Hoy os vamos a enseñar qué es y cómo hacer slime casero.

El Slime se trata de ser una masa elástica que sirve para que los niños puedan divertirse manipulándolo, así mismo como un desestresante, lo cual presenta muchas ventajas para los más pequeños de la casa.

En el verano del 2016  empezaron a surgir nuevas ideas sobre el Slime casero en las cuentas de Instagram, pero un poco más tarde comenzó a surgir las recetas sobre su elaboración. Las Youtubers más famosas empezaron a tener su momento de gloria cuando empezaron a hacer vídeos con la fábrica Slime, además, el sonido del Slime atrae a las personas por ser altamente satisfactorio moviéndolo de un lado a otro e incluso rompiendo las burbujas de aire que se producían. Muchas de las niñas que ven estos vídeos dicen que mantienen el movimiento y que realmente están completamente satisfechas sólo viéndolo, ni siquiera compran.

Cómo hacer Slime casero

Si queréis saber cómo hacer slime casero no os perdáis el paso a paso de la elaboración del “Slime”,Moco de Gorila”, “Moco de Unicornio. Existen tres formas y recetas de elaboración de esta masa gelatinosa, que os explicaremos a continuación.

Slime casero

Receta: Cómo hacer Slime casero con detergente líquido

Ingredientes:

  • 2 recipientes de plástico
  • 150 ml de agua
  • Tres cucharadas de detergente líquido
  • Cola sintética o de carpintero
  • Colorante alimenticio (si quieres darle color)
  • Una cuchara

Procedimiento:

  1. Colocamos en uno de los recipientes dos cucharadas de cola, agregar unas gotas de colorante alimenticio y removerlo todo hasta que la masa se vea uniforme.
  2. En el otro recipiente echamos dos cucharadas de detergente y una cucharada de agua y removemos hasta que se mezcle todo muy bien.
  3. Una vez que ya tenemos las dos mezclas formadas, las juntamos en cualquiera de los recipientes y lo procedemos a amasar con ayuda de las manos. Al principio notaremos que está un poco pegajosa, pero conforme vamos amasando va cogiendo consistencia.

Receta: Cómo hacer Slime casero con Bórax

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de Bórax
  • 1 taza y media de agua caliente
  • ½ taza de cola blanca
  • 2 recipientes pequeños
  • Colorante Alimenticio
  • Una batidora manual (Si no tienes o no quieres utilizarlo, puedes utilizar una cuchara)

Procedimiento:

  1. Ponemos una taza de agua caliente en un recipiente y agregamos una cucharadita de bórax y lo disolvemos.
  2. En el otro recipiente colocamos la media taza de cola blanca y la media taza sobrante de agua caliente, lo disolvemos hasta que quede uniforme y luego agregas a esta mezcla un poco más de colorante alimenticio y lo seguimos removiendo.
  3. Una vez que tenemos las mezclas, vamos agregando poco a poco una mezcla en otra y lo vamos removiendo hasta que veamos que se va formando una masa que no se pega en las manos si lo sacamos del recipiente, al principio, esta masa está endurecida, pero el truco está en seguir amasándolo para irle cogiendo flexibilidad hasta que esté más blanda.

como hacer slime

Receta: Cómo hacer Slime casero con Maizena

Ingredientes:

  • 1 tercio de taza de maizena o harina de maíz
  • 1 tercio de taza de champú o jabón líquido
  • Colorante Alimenticio
  • Dos recipientes
  • Una cuchara, o batidora manual

Procedimiento:

  1. Mezclamos la maicena con el champú hasta que se disuelva bien y luego vamos agregándole el colorante. Seguimos removiendo mientras vamos agregando más maicena hasta que obtengamos la masa de la contextura deseada.
  2. A esta mezcla que acabamos de crear, la dejamos reposar unos minutos. Luego, la ponemos en una superficie suave y lo seguimos amasando hasta que no se pegue en nuestras manos.

¿Es perjudicial esta masa para hacer un slime casero?

Una vez que ya sabemos cómo se elabora el Slime, algunos padres se preguntarán… ¿Es perjudicial esta masa para mis hijos? ¿Debo dejarles jugar con ella? ¿Pueden intoxicarse?

Hoy en día, esta moda se está haciendo tan famosa, que cada vez se hacen más estudios sobre esta masa, y lo que trae a ello sacar a la luz todas las ventajas e inconvenientes que trae consigo el Slime. Lo cierto, es que recientemente, está saliendo a la luz su toxicidad, ya que uno de los ingredientes más utilizados para la realización de esta masa es el bórax, que de acuerdo para lo que se está utilizando puede generar dermatitis y quemaduras, hasta intoxicaciones que deriven en trastornos gastrointestinales.

Se han dado casos extremos en el que las manos de los niños que lo están utilizando se van quemando poco a poco y finalmente tendrían que hacerle una cirugía por el mal estado que tenían las manos de los pequeños.

“Comenzó con ampollas, luego su piel se peló y ahora está quemada por quemaduras químicas”

Ventajas de hacer un Slime casero

Por otro lado, todo lo que está al alcance de las manos de todos, tiene también su parte buena. En este caso veremos el por qué es bueno tener un Slime y cuales son sus ventajas.

Una de las ventajas más educativas es que potencian los diferentes aprendizajes sobre todo a nivel sensorial a través del reconocimiento de diferentes texturas, tamaños, colores, así como a nivel motor, favoreciendo la tonicidad muscular, la motricidad fina, entre otros.

Por otra parte, otras de las ventajas que presenta es que, favorece el entorno que rodea a la persona que está utilizando el Slime ya que involucra a la familia y amigos poniendo a prueba la creatividad.

Uno de los factores vitales por los que se hace este “moco” es porque los niños que los quieran deben prepararlo, y ese es un factor muy importante, ya que no se aburren porque están haciendo algo que les gusta y saben que se van a divertir, por lo que pasan horas y horas entretenidas en su elaboración y uso. Ya podéis ver que hacer un Slime, puede suponer una ventaja para ellos porque aprende, y para los padres, porque así están los niños entretenidos.

Os recomendamos que de las tres formas que hay para hacer un Slime elijáis hacerlo o con detergente líquido o con maizena, son productos que los puedes encontrar en casa y que no son perjudiciales para la salud.

¡Esperamos que os animéis y elaboréis vuestros propios Slime de una manera original!

Lo mismo… cuando terminéis y se cansen de jugar con el Slime, os pedirán algo nuevo… ¿Un Finguerling quizás?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *